¿Quieres ser el primero en leer los nuevos post?

Posicionarse en el corazón. Lovemarks

21 junio 2016



¿Eres totalmente fiel a una marca, tanto como para recomendarla y no querer cambiarla? Si es así eres un evangelista de la marca. Pero… ¿y si no te imaginas tu vida sin esa marca?, entonces han conseguido posicionarse en tu corazón, convirtiéndose para ti en una Lovemark.

Este término fue acuñado por Kevin Roberts, Director General de Saatchi & Saatchi  en el año 2004 a través de su libro “Lovemarks”. Personalmente, este libro fue el que me ayudo a entender qué es el Marketing y a día de hoy lo utilizo diariamente sirviéndome de guía.

Lovemarks son aquellas marcas que amamos, que forman parte de nuestra historia y filosofía de vida. Marcas que construyen con el consumidor, lazos emocionales y duraderos provocando una lealtad real.


Pero ¿cómo una empresa consigue hacer de su marca una Lovemark?



-Aprovechando los cinco sentidos: provocar una sensualidad para la vista, una frescura en el olfato, una delicadeza en el tacto, una canción pegadiza para el oído y un buen sabor para el gusto. La mayoría de las marcas se basan en regalar frases bonitas para los oídos e imágenes atractivas para la vista, pero se olvidan que el ser humano tiene otros tres sentidos. De hecho, estudios analizan que después de la vista, el sentido más emocional para comprar, es el  olfato.

-Respetando: todo el mundo da por hecho que se respeta, pero no todas las empresas hacen acciones morales. Se debe primar la sinceridad y disciplina.

-Creando historia: la mayoría de las Lovemarks tienen a sus espaldas la historia de su marca. Nunca olvides tus inicios y transmite todo lo que has evolucionado.

-Emocionando: Ya lo dije en el anterior post, las emociones son la base para comprar.  Si sabes conectar con el consumidor mediante la emoción tendrás varios puntos a tu favor. Una buena forma de hacerlo es transmitiendo que tu marca es parte de sus mejores momentos de la vida.

Algunas de las marcas que se han convertido en Lovemarks son:



-Apple: millones de consumidores están enamorados de esta marca, porque vende emociones, vende sentimiento y estatus, no solo un producto.  

-Barbie: Las famosas muñecas de plástico de toda niña en su infancia, que ha sabido evocar sueños.

-Cola Cao: no podrías empezar el desayuno sin tu leche con Cola Cao.

-Coca Cola: fiel transmisora de felicidad por donde va. Aunque consumas otras marcas, está establecido que dirás “¿tomamos una Coca Cola?


-Starbucks: esta es mi Lovemark. Será el café más normal del mundo, e incluso peor que en otros sitios, pero la sensación al tomarlo es especial, por eso no la cambiaría por otra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario